Los Cristianos y la Navidad

Siempre que llega la fecha de la navidad, algunos cristianos se preguntan de su es licito celebrarla, sabiendo de que se desconoce la fecha precisa del nacimiento de nuestro Señor Jesucristo, y por los posibles orígenes paganos de algunos elementos asociados con el tiempo de navidad.

Aunque la preocupación es muy válida, creo que celebrar o no la fiesta la navidad, cae dentro de lo podemos considerar como libertad cristiana. Es decir, si es licito hacerlo o no, depende de la conciencia de cada cual. Aunque exista la certeza de que no fue la fecha real del nacimiento del Señor, muchos cristianos aprovechan que gran parte del mundo recuerdan y se aprovecha aun para poder testimonio de cómo puede esto celebrarse de una manera que agrade al Señor.

El hecho de que la fecha de la navidad tenga origen pagano, no lo hace en si mismo pecaminoso ni ilegitimo. Todos nosotros usamos y hacemos cosas que pueden tener un origen pagano. La Navidad, el arbolito, el decir “salud” cuando alguien estornuda, el juntar las manos cuando vamos a orar, una cantidad de adornos que usamos en nuestras casas, etc., todo esto y muchas otras cosas puede que tengan un origen pagano. Seria muy difícil llevar una vida normal si eliminamos todo lo que parezca tener un origen pagano.

¿Que dice la Biblia al respecto? Lo que sucedía en la ciudad de Corinto era interesante. En las religiones paganas se tomada carne de animales para ser ofrecida a los ídolos. Pero luego era enviada a la carnicería a ser vendida junto con la carne no dedicada previamente. Algunos creyentes de entre los corintios se preguntaban si era legítimo comer este tipo de carne de “origen pagano”.

La respuesta de Pablo se puede resumir bajo los siguientes principios:

1-Los dioses paganos o ídolos, no existen, por lo tanto la comida sacrificada a los ídolos no es diferente a cualquier otra comida.

ICor 8:4 Por tanto, en cuanto a comer de lo sacrificado a los ídolos, sabemos que un ídolo no es nada en el mundo, y que no hay sino un solo Dios.  

2- Podemos comer cualquier comida, haya sido o no sacrificada por los ídolos. No tenemos que estar preguntando si fue o no sacrificada a los ídolos lo que estamos comiendo.

I Cor 10:25 Comed de todo lo que se vende en la carnicería sin preguntar nada por motivos de conciencia.

 3- Puede haber creyentes que no les sea licito comer carne, si sabe que fue sacrificada a los ídolos. Pero no porque en si mismo sea malo, sino porque a ese creyente le es de tropiezo porque viene de ese trasfondo pagano con todas las perversiones que se daban en ese contexto. Si a un hermano le era de tropiezo, no era correcto que al hermano de convicción fuerte comiera de esa comida delante del débil. (Un ejemplo actual sería un creyente que antes de convertirse era adicto al alcohol; al convertirse le conviene no probar ni una gota por su debilidad; el cristiano fuerte no debería tomar vino delante de ese hermano, por amor a su alma.)

1Cor 8:7-13 Sin embargo, no todos tienen este conocimiento; sino que algunos, estando acostumbrados al ídolo hasta ahora, comen alimento como si éste fuera sacrificado a un ídolo; y su conciencia, siendo débil, se mancha. Pero la comida no nos recomendará a Dios, pues ni somos menos si no comemos, ni somos más si comemos. Mas tened cuidado, no sea que esta vuestra libertad de alguna manera se convierta en piedra de tropiezo para el débil. Porque si alguno te ve a ti, que tienes conocimiento, sentado a la mesa en un templo de ídolos, ¿no será estimulada su conciencia, si él es débil, a comer lo sacrificado a los ídolos? Y por tu conocimiento se perderá el que es débil, el hermano por quien Cristo murió. Y así, al pecar contra los hermanos y herir su conciencia cuando ésta es débil, pecáis contra Cristo. Por consiguiente, si la comida hace que mi hermano tropiece, no comeré carne jamás, para no hacer tropezar a mi hermano.

4- Si un inconverso veía a un creyente comiendo carne sacrificada a los ídolos, y pensaba que ese creyente estaba adorando ese ídolo, entonces lo correcto es que el creyente se abstenga. No porque este mal que coma algo sacrificado a los ídolos, sino por cuidar la conciencia del incrédulo.

1Cor 10:27-29 Si algún incrédulo os invita y queréis ir, comed de todo lo que se os ponga delante sin preguntar nada por motivos de conciencia. Pero si alguien os dice: Esto ha sido sacrificado a los ídolos, no lo comáis, por causa del que os lo dijo, y por motivos de conciencia; PORQUE DEL SEÑOR ES LA TIERRA Y TODO LO QUE EN ELLA HAY. Quiero decir, no vuestra conciencia, sino la del otro; pues ¿por qué ha de ser juzgada mi libertad por la conciencia ajena?

En conclusión: El problema de la Navidad, no es si es de origen pagano. Muchas cosas que hacemos y decimos tienen origen pagano. El problema es cual es la asociación que se tiene en nuestro contexto con la navidad. Las personas que miran a alguien celebrando esta fecha, ¿piensan que con eso estamos adorando a un dios pagano? ¿O simplemente piensan que estamos celebrando el nacimiento de Jesús? NO me parece que en nuestro medio se asocie la celebración de la navidad que quiera hacer una familia cristiana o una iglesia con algo relacionado al paganismo. 

La Biblia, ni prohíbe ni estimula la celebración de esta fecha. Al igual que otras festividades del año, es un asunto de cada cual. Lo importante es no serle de tropiezo a nadie, y ya sea que se celebre o no se celebre, todo sea para la gloria de Dios. Y el que lo celebre no menosprecie al que no lo hace; y el que no lo hace no juzgue al que lo hace.

1 Cor 10:31-33 Entonces, ya sea que comáis, que bebáis, o que hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios. No seáis motivo de tropiezo ni a judíos, ni a griegos, ni a la iglesia de Dios; así como también yo procuro agradar a todos en todo, no buscando mi propio beneficio, sino el de muchos, para que sean salvos.

 Rafael Alcántara F.

 © Por Verdad en Amor. Usted puede reproducir y distribuir este material, siempre que sea sin fines de lucro, sin alterar su contenido y reconociendo su autor y procedencia.

facebook twitter Google Buzz MySpace delicious

4 Responses to “Los Cristianos y la Navidad on “Los Cristianos y la Navidad”

  • Hermano Rafael, saludo cordial desde Medellín, que la gracia de nuestro Santo DIOS le continúe bendiciendo a usted y a su familia.
    El asunto de la celebración de la Navidad se ha convertido en una seria contienda entre hermanos, que por causa de su inmadurez espiritual fluctúan entre lo que es bueno y lo que es malo, a tal punto que al tomar posiciones tan radicales llegan a despreciar a quienes practican lo contrario a sus preferencias, sin darse cuenta de que con su terca actitud están contraviniendo el mandamiento nuevo “Amaos los unos a los otros, como yo os he amado”. El verdadero creyente que ha madurado en el conocimiento de DIOS por las Sagradas Escrituras no fluctúa entre lo que es bueno y lo que es malo, sino que PROCURA LO QUE AGRADA AL SEÑOR (Ef 5: 8-10); y ¿Qué agrada al SEÑOR? Su Palabra, el Verbo encarnado, solamente ÉL es quién da complacencia al Padre. La palabra está llena del amor de DIOS, por tanto es un deber cristiano amar a nuestros hermanos, tolerándonos los unos a los otros y corrigiéndonos en amor
    Muchas gracias por tratar este tema e ilustrar a los amados hermanos para que maduremos en nuestra fe.
    Reciba un fuerte abrazo de amor en CRISTO de su siervo Héctor W Romero, pastor de la Iglesia Bíblica Ríos de Gracia de Medellín.

  • Apreciado hermano Hector: Gracias por tomarte la molestia de escribir estas cosas, que reflejan una preocupacion pastoral genuina por el pueblo de Dios. Espero que Dios siga bendiciendo tu ministerio. Un gran abrazo tambien desde nuestra Republica Dominicana.

  • Buenas Tardes.

    Quizas la fecha paso pero fue en este momento que pudimos leer este blog y considero que es preciso responderle.

    He notado que muchos hermanos en su Pais han recibido por muchos años una sana doctrina de las escrituras, el Señor los ha bendecido con maestros que podemos ver por estos lados.

    Nosostros no hemos recibido la cantidad de luz que ustedes han recibido sobre estos temas de la navidad las fiestas que practican y ese tipo de cosas.

    Pero por mucho tiempo pudimos ver como en nuestras congregaciones celebramos todo lo que decia el calendario; baby shower, cumpleaños, dia de san geronimo, dia del arbolito, dia del padre, dia de la madre, dia de la olla, dia de nuestra señora del empleo, hermano, todo, absolutamente todo lo de celebrar, habia que celebrarlo.

    ahh puedo seguir dando otras festividades, carnaval, dia de san juan, dia de la chinita(una virgen local), pero como era fiesta nacional se hacia el paro y bueno porque no celebrar.

    tambien cumpliamos en celebrar fielmente las nupcias, las bodas de plata los 50 años en el ministerio todo hermano todo era motivo para celebrar.

    hasta un dia., que el evangelio llego a nuestras congregaciones, si hermano el evangelio., porque eramos evangelicos sin evangelio, sin conocimiento de Dios y mucho menos sabiamos lo que agradaba a Dios.

    nuestro evangelio era un evangelio ecumenico, carismatico, lleno de escarcha y cuando podiamos darnos un traguito, lo haciamos a espalda de los debiles hermanitos.

    Porque, juzgarnos, eramos completamente libres en Cristo, libres de hacer lo que nos daba la gana !!!

    Y hermano lo haciamos, haciamos lo que nos daba la gana.

    Y si decias cualquier cosa citabamos esos textos que tu mismo citas, y le llamabamos legalistas, moralistas, inmaduros, debiles en la fe y lo mandabamos a amar.

    No sabiamos que era eso., ahora le decimos al que quiera ver nuestra libertad en Cristo, Judaizantes.

    y bueno como los de Berea tratamos de apegarnos a lo que dicen las escrituras, y cuando entre nosotros alguien se levanta a celebrar una ducha de bebe(baby shower o navidad, cualquier fiesta de las mencionadas), con temor vamos al libro de los Hechos y lo leemos completo y le decimos al hermano: Bueno hermano no veo ese tipo de celebraciones aqui…. no lo desanimo, luego vamos a las epistolas y le digo bueno hermano tampoco las veo aqui y le animo a leer todas las escrituras pero al ver su rostro.

    Le pregunto:… En que estas cosas glorifican a Dios?…

    Efesios 2:2 Reina Valera (1909)

    En que en otro tiempo anduvisteis conforme á la condición de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora obra en los hijos de desobediencia: 3 Entre los cuales todos nosotros también vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos; y éramos por naturaleza hijos de ira, también como los demás. 4 Empero Dios, que es rico en misericordia, por su mucho amor con que nos amó, 5 Aun estando nosotros muertos en pecados, nos dió vida juntamente con Cristo; por gracia sois salvos; 6 Y juntamente nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los cielos con Cristo Jesús, 7 Para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús. 8 Porque por gracia sois salvos por la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios: 9 No por obras, para que nadie se gloríe. 10 Porque somos hechura suya, criados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó para que anduviésemos en ellas.

    11 Por tanto, acordaos que en otro tiempo vosotros los Gentiles en la carne, que erais llamados incircuncisión por la que se llama circuncisión, hecha con mano en la carne; 12 Que en aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la república de Israel, y extranjeros á los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo. 13 Mas ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo. 14 Porque él es nuestra paz, que de ambos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación; 15 Dirimiendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos en orden á ritos, para edificar en sí mismo los dos en un nuevo hombre, haciendo la paz, 16 Y reconciliar por la cruz con Dios á ambos en un mismo cuerpo, matando en ella las enemistades. 17 Y vino, y anunció la paz á vosotros que estabais lejos, y á los que estaban cerca: 18 Que por él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre. 19 Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino juntamente ciudadanos con los santos, y domésticos de Dios; 20 Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo; 21 En el cual, compaginado todo el edificio, va creciendo para ser un templo santo en el Señor: 22 En el cual vosotros también sois juntamente edificados, para morada de Dios en Espíritu.

    Dios los Guarde.

  • Hola hermana Benitez, gracias por tomar su tiempo para aportar en el blog. Si pudiera darle una respuesta resumida a todo lo que usted ha dicho diria lo siguiente:

    Cuando hablo de la celebracion de la navidad, en ningun momento se menciona en el blog el hacerlo en la iglesia, sino si un cristiano de forma particular y en un contexto familiar tiene libertad para hacerlo o no.Creo que los textos mencionados permiten tal cosa, aunque no lo ordenan. Lo de aprovechar fechas como estas para celebrarlas en las iglesias es otro tema diferente.

    Ante su pregunta de como pueden estas cosas glorificar a Dios, recuerde que Pablo dice que ya sea que comamos, bebamos o hagamos cualquier otra cosa, debemos de hacerlo para su gloria. En tal sentido yo pudiera aprovechar festividades como la navidad para glorificar a Dios de muchas maneras, asi como puidera hacerlo de formas que no le gloriquen. Y asi con cualquier actividad de la vida.

    Gracias de nuevo por escribir. Sientase libre de hacerlo otra vez.

    Bendiciones,

    Rafael

Hola, desconocido! Deja tu comentario ...

Nombre (Requerido)
Correo electrónico (Requerido)
Sitio web